El presidente Andrés Manuel López Obrador celebró la elección de Rosario Piedra Ibarra como titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y aclaró que nunca le pediría proteger a su gobierno.

En conferencia de prensa, y en medio de los alegatos de la oposición en el Senado, la cual acusa que la elección de la ombudsperson fue fraudulenta, el mandatario enfatizó que no necesita “incondicionales ni achichincles”, al tiempo que señaló que Piedra Ibarra es una mujer independiente.

Celebró que haya sido seleccionada como titular de la CNDH, porque al ser una víctima, dijo, dará cabal seguimiento a los casos y este organismo dejará de ser “una pantalla de alcahuetes y de simulación”.

“Creo que es de justicia. Se trata de una mujer que padece por la desaparición de su hermano y esto abre la posibilidad de que la CNDH deje de ser una pantalla, un organismo alcahuete del régimen y se profundice en las investigaciones, se acabe con la impunidad y se le dé una respuesta a los familiares de las víctimas. Entonces sí, estoy contento con esta decisión”, expresó el jefe del Ejecutivo.

Al lanzarse nuevamente contra organismos como el Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (INAI), el Instituto Nacional Electoral (INE) y la misma CNDH, dijo que en el caso de los consejeros electorales, deberían renunciar por congruencia, porque están ligados con partidos políticos.

Ante esta declaración, se le preguntó sobre la cercanía de Piedra Ibarra con Morena, pero el mandatario nacional aclaró que “no es lo mismo”.

“Ella es una mujer incondicional de nadie, que sabe y ha sufrido en carne propia lo que es la desaparición de un familiar, y es una mujer con convicciones. Y si se llegara a pensar —que creo que sí, sobre todo por los conservadores— de que ella va a procurar no afectar al gobierno actual, pues nosotros, por principios, nunca le pediríamos a una autoridad que se ocultara una violación de derechos humanos.

El Presidente añadió: “Nosotros no queremos incondicionales en nada, lo que queremos es que haya justicia, que se proteja a los derechos humanos y que no haya corrupción. Para decirlo con más claridad: ni ella lo permitiría ni nosotros nunca, jamás, nos atreveríamos a pedirle algo ilegal, injusto, que violara los derechos humanos.

“No queremos tener achichincles ni funcionarios serviles; queremos servidores públicos con integridad, con principios, honestos, que ejerzan su libertad, verdaderamente independientes”, expresó.

AMLO insistió en que en casos como los desaparecidos de Ayotzinapa o Tlatlaya, la CNDH hubiera colaborado más con las víctimas, pero “solo funcionó como pantalla”, aunque dejó claro que no está proponiendo que desaparezca.

“ACTIVISTA COMPROMETIDA”

La Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, pidió no adelantar juicios sobre Rosario Piedra, a quien calificó de una activista muy comprometida.

«Es un activista social que está comprometida con los derechos humanos. Su hermano, su madre, son gente que está muy comprometida con esta causa «, indicó.

Luego de reunirse con integrantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), comentó que hacer juicios premeditados de una persona que aún no ha llegado al puesto no conviene a nadie, y que la integridad de las personas debe evaluarse según su desempeño: “Dejémosla que llegue y empiece a actuar y ya estaremos o no de acuerdo con las políticas en materia de derechos humanos que lleve a cabo”.

ENTREVISTA

“EL MARTES RINDO PROTESTA EN EL SENADO”

Rosario Piedra Ibarra aseguró ayer que el proceso en el que resultó electa para presidir la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) fue público y transparente y que rendirá protesta el próximo martes ante el Senado.

En entrevista con Elisa Alanís, en MILENIO Televisión, la activista dijo que ella observó una elección legal y negó que hubiera algún tipo de anomalía; sin embargo, dijo que será decisión de los senadores si se repone el proceso; pero en tanto, sostuvo que el próximo martes rendirá protesta ante el órgano legislativo.

“Creo que los que tienen que decidir son los senadores, ellos fueron los operadores del proceso y hasta el momento lo que yo he visto es que se dice que fue una elección legal, en la que no hubo ninguna anomalía y eso fue lo que presencié. Mientras estuve ahí en el Senado toda la sesión de votación se estaba transmitiendo por el canal de la cámara y fue pública, transparente y no ocurrió ningún incidente o que se protestara por alguna anomalía”, recalcó.

Sobre su militancia en Morena, Piedra Ibarra dijo que no es un impedimento legal pertenecer a algún partido político para ocupar la presidencia de la CNDH y subrayó que es del dominio público.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta