Call of Duty: Modern Warfare marca el reinicio de la sub-franquicia Modern Warfare que es tan popular dentro de la serie. Si bien, ya se había lanzado una remasterización del original que salió para la generación anterior de consolas en 2007, esta nueva entrega trae el conflicto y algunos de los personajes del pasado, a un escenario actual que no sólo aprovecha las capacidades gráficas de las consolas y las nuevas tarjetas gráficas para PC, también aprovecha la madurez adquirida en todos estos años de continuar creando juegos de la serie.​

​La guerra en tiempos modernos

Quienes han jugado antes un título de Call of Duty saben perfectamente que la experiencia se divide en dos partes: la campaña para un jugador y el modo multijugador, y generalmente la calidad de uno de estos modos no se refleja en la calidad del otro.

La trama se parece a la original en el sentido que de nueva cuenta, tienes que detener una amenaza global y vas conociendo los detalles desde la perspectiva de diferentes personajes ubicados en varias partes del mundo, pero tiene suficientes cambios como para hacerla sentir nueva y fresca.

En lo que mejora considerablemente es en la narrativa que es mucho más fluida, con personajes mejor definidos, conversaciones más trascendentales y una dirección que por momentos te hace sentir la tensión de estar en medio de un conflicto armado, tanto por las decisiones que tienes que tomar en cuestión de un segundo como por el manejo de las armas y las situaciones críticas.

Ahora bien, hay un tema que es importante señalar: la violencia gráfica puede ser perturbadora y no porque incite a la gente a salir a las calles con un arma, sino porque vas a ver situaciones que te harán sentir incómodo emocionalmente y en algunas de esas ocasiones, tú puedes ser el responsable directo de una tragedia.

Aquí el audio juega una parte muy importante para la experiencia, y es altamente recomendable tener un buen sistema de audio en casa o unos buenos audífonos. Habrá momentos en la campaña en los que tengas que ser muy sigiloso y evitar el contacto con los enemigos, es en estas situaciones que el sonido envolvente te ayudará a posicionar mejor a las tropas enemigas, al mismo tiempo que te permite disfrutar del realismo del sonido de las armas y hasta el eco que generan los casquillos percutidos al tocar el piso.

En otras situaciones más caóticas, el audio te ayudará a tener una experiencia más inmersiva, con disparos saliendo de todas direcciones y aliados moviendo de un lado a otro.

Nuevo motor, nuevos gráficos

Para Modern Warfare, Infinity Ward decidió crear un motor nuevo con el que pudiera implementar sus nuevas ideas así como poder aprovechar el poder gráfico de las nuevas tarjetas para PC ofreciendo así cuadros por segundo sostenidos, mejores texturas y la nueva sensación del momento que es Ray-tracing, con lo que se pueden crear efectos visuales mucho más realistas; desafortunadamente las consolas actuales no alcanzan a soportar las mejores texturas y efectos como Ray-tracing.

Más vale que seas bueno para el multijugador

El modo multijugador es rápido y despiadado, aunque no tan frustrante como en otras entregas. Sí, al principio vas a sufrir mucho si no eres bueno y lo mejor será que empieces por modos de juego donde el trabajo en equipo cuente para todos, así por lo menos si vas a andar de mochilita, tienes la oportunidad de ayudar capturando zonas, o protegiendo el HQ.

Si bien, este modo es básicamente lo mismo que en cualquier otro juego de la serie, este año se estrena una función que tiene a toda la comunidad muy emocionada. Por primera vez puedes jugar el multijugador de Call of Duty contra jugadores de otras plataformas, es decir, la PC, el PlayStation 4 y el Xbox One ya se pueden enfrentar en los mismos servidores y en las mismas partidas.

Al iniciar un enfrentamiento, el juego te muestra una lista de los jugadores presentes y junto a su nombre, hay un icono de la plataforma en la que están jugando.

Aunque muchos no lo crean, esto le agrega un nuevo nivel de competitividad al juego ya que le da oportunidad a la comunidad de medir su habilidad en la plataforma que supuestamente le acomoda más, así que ya no hay pretextos de que si un control no te acomoda o solo juegos en la master race.

Rescatando el legado

Si lo que busca hacer Activision con Infinity Ward es enfocarse en experiencias más reales de combate moderno, definitivamente van por el buen camino, de hecho, ojalá que el siguiente proyecto del estudio sea una secuela de este título porque vale mucho la pena, tanto por la campaña para un jugador como el multijugador es que es un poquito más amigable con el jugador casual (pero poquito), lo malo es que por la rotación de estudios, los siguientes dos juegos de Call of Duty no serán de Infinity Ward.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta