Washington

La inseguridad y poca confianza en las autoridades policiales mexicanas son una lacra para el país. Según el nuevo análisis sobre Ley y Orden Global publicado por la empresa Gallup, México es la novena nación del mundo con un peor índice de ley y orden, de acuerdo con la percepción de los encuestados connacionales.

Esa clasificación sitúa al Estado entre los peores del mundo, empatado con Uganda, Botsuana y Namibia; y sólo mejor que Chad, Sudáfrica, Liberia, Gabón, Venezuela y Afganistán.

México, en la posición 134 de un total de 142 países evaluados, ha mejorado mínimamente con respecto al año anterior, cuando ocupaba el séptimo peor puesto.

Sin embargo, está a años luz de posiciones anteriores: en el informe de 2017, ocupaba la posición número 23 entre los de peor índice, con una puntuación más elevada que en los dos últimos años.

El índice de Ley y Orden de Gallup es un puntaje que reporta sobre la confianza y sensación de seguridad de la población: a más puntuación (sobre un máximo de 100), que se computa agregando todas las respuestas “positivas” a las preguntas realizadas, mayor sensación de seguridad.

México, en el reporte publicado ayer, obtuvo 60 puntos.

El índice se mide a partir de cuatro preguntas: tiene confianza en la policía local; se siente seguro caminando por su ciudad de noche; en el último año le han robado dinero o pertenencias a usted o un familiar; ha sido asaltado en los últimos 12 meses. La encuesta la respondieron mil mexicanos durante el mes de octubre de 2018.

EL UNIVERSAL solicitó las respuestas y datos concretos de los mexicanos sobre estas preguntas, pero Gallup no entregó la información antes del cierre de esta edición.

La situación de México y la sensación de peligrosidad e inseguridad van al parejo de lo que se vive en el continente latinoamericano. Por ejemplo, sólo 44% de los encuestados en América Latina y el Caribe dijeron confiar en las autoridades policiales locales, muy lejos del 68% global y a enorme distancia de 84% de la Europa Occidental y 83% del sudeste asiático.

“La media relativamente baja de esta medida en América Latina y el Caribe no es sorprendente dada la pobre actuación de todas las métricas del Índice de Ley y Orden en 2018 y en los años anteriores. Cinco de los 10 países con puntuaciones más bajas en la pregunta sobre la policía están situados en esta región”, resumió el informe.

Contraste global

A diferencia de la sensación en la región, el conjunto de la población mundial se siente “segura”, con una puntuación media de 81 sobre 100, la misma cifra que el año anterior.

Más de dos tercios de los encuestados a nivel global dijeron que se sienten seguros al caminar de noche por su país y que tienen confianza en sus cuerpos de seguridad. Sólo 13% dijo que le habían robado en el último año; 6% que había sido víctima de un asalto. Las cifras se mantuvieron iguales que en el sondeo del año anterior.

La inamovilidad en las métricas es una constante y plantea un análisis concreto: Gallup resuelve que con unos que “no han variado mucho”, corroborando la queja de Naciones Unidas de que el mundo no ha hecho avances sustanciales “para terminar con la violencia, promover el Estado de derecho, fortalecer las instituciones a todos los niveles o incrementar el acceso a la justicia”.

No sólo no ha mejorado en este aspecto, sino que en otros, como el caso de Afganistán —con puntaje de 38—, la situación ha empeorado, lo que ha permitido a Venezuela abandonar el título de país con peor índice del mundo (ahora es el segundo peor).

En el otro extremo está Singapur, que de nuevo lidera la clasificación de mejor Índice de Ley y Orden con una puntuación casi perfecta de 97 sobre 100. Le siguen Tayikistán (94), Emiratos Árabes Unidos (93), Noruega (93) y Turkmenistán (92).

El estudio a nivel global, publicado ayer, recoge las impresiones de cerca de 152 mil personas de 142 países.

Esta nota originalmente se publicó en El Universal

Compartir

Dejar respuesta