En las últimas semanas, 19 entidades financieras debidamente inscritas en el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (Sipres)denunciaron el uso fraudulento y suplantación de su nombre comercial e incluso algunos de sus datos fiscales o administrativos, alertó la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Indicó que se trata de la identidad de 17 Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofom), una Sociedad de Capital Privado y una SFP con los cuales defraudan a personas que buscan obtener un crédito “rápido” y “barato”.

En lo que va del año, suman 114 entidades financieras sujetas al robo de identidad, en perjuicio de muchas personas usuarias, indicó la dependencia en un comunicado.

Empresa suplantadora o falsa

  1. Héroe Financiero
  2. Soluciones y Negocios
  3. Sindicom
  4. IPF Digital México
  5. Distribuidora de Apoyo Nacional e Integral, Crédito Nacional Mexicano.
  6. Financiamiento Crece.
  7. ENRI Soluciones Efectivas
  8. Acércate a tu nomina
  9. TerraNova Mex

Usa mismo nombre que la entidad registrada ante Condusef

  1. Adelanto Express
  2. Admiral Capital
  3. Axis Capital
  4. Cooperativa Acreimex
  5. Progresemos
  6. Impulso Crediticio.
  7. Préstamos de Volada
  8. Solfi
  9. Visión F México
  10. Viva Mi Crédito

¿Cómo operan?

Utilizan información como razón social, direcciones, teléfonos e imagen corporativa (logotipos) de las entidades financieras debidamente registradas y supervisadas, para hacerse pasar por ellas. Dicha información es utilizada en documentos, contratos, publicidad, redes sociales, páginas de internet apócrifas o anuncios en periódicos.

Ofertan créditos inmediatos y con pocos requisitos, pero solicitan anticipos de dinero en efectivo con el pretexto de apartar el crédito, gestionarlo, adelantar mensualidades, pagar gastos por apertura o como fianza en garantía, generalmente por el equivalente al 10 por ciento del monto total del crédito solicitado.

Las personas usuarias han denunciado, que quienes laboran en las empresas falsas las contactan vía telefónica o por redes sociales, y haciéndose pasar por promotores de la entidad financiera les ofrecen créditos con bajas mensualidades para hacerlos atractivos; sin embargo, cuando no reciben el crédito y ya pagaron los gastos exigidos, ya no los localizan, o bien descubren que no trabajan para la entidad financiera que fue suplantada.

Asimismo, solicitan a las personas usuarias enviar su información personal vía WhatsApp o por Facebook a través de Messenger, poniendo en riesgo sus datos personales.

Es por esto que la Condusef recordó que la entidad no avala ni supervisa depósitos ni cuentas bancarias, por lo que es necesario asegurarse de la identidad de la institución o entidad financiera y que esté debidamente registrada en el Sipres, además de no firmar ningún documento antes de leerlo detalladamente.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta