Luego de nueve meses de excavaciones, expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) recuperó 824 huesos pertenecientes a 14 mamuts, de la época del Pleistoceno, en un tiradero de basura ubicado en Tultepec, Estado de México; la mayor cantidad de restos localizados en un sólo sitio en todo el país.

El hallazgo se reportó desde el 29 de enero de este año por trabajadores en el poblado de San Antonio Xahuento, mientras realizaban excavaciones para construir la última celda del relleno sanitario municipal.

A partir de esa fecha, los arqueólogos del INAH realizaron excavaciones en el área denominada como Tultepec II, para rescatar los restos. Anteriormente, en 2016, ya se habían localizado fragmentos de un mamut casi completo en la localidad.

En el relleno sanitario, los especialistas registraron dos trampas artificiales excavadas hace 14 mil 700 años, que constan de paredes verticales de 1.70 metros de profundidad y 25 metros de diámetro, lo que confirma la teoría sobre la caza de estos mamíferos en la zona, explicó el arqueólogo Luis Córdoba Barradas.

En conferencia de prensa, destacó que la trampas artificiales también refuerzan la teoría de los investigadores mexicanos respecto a que América se pobló hace 30 mil años y no hace 13 mil años, como señalan algunos investigadores estadounidenses.

El arqueólogo señaló que, hasta el momento, no existen registros de que otras trampas artificiales de mamuts en el mundo, aunque sí de otros animales.

«No hemos encontrado una referencia que con seguridad puedan decir se trataba de una trampa para estos ejemplares, por más que se ha buscado bibliografía”.

Precisó que en Rusia y Europa se tienen mega sitios de mamut, que son acumulaciones de huesos, con antigüedad desde 10 mil hasta 44 mil años.

Agregó también que la antigüedad de casi 15 mil años de los restos localizados en Tultepec, se calcularon con pruebas de ceniza volcánica, pero que más adelante se realizarán otras con carbono 14.

El especialista indicó que existen diversas teorías que cuestionan la caza directa de mamuts a través de trampas artificiales, pero en estas dos encontradas, es evidente que sí se llevaron a cabo de manera organizada y estructurada.

«Aquí estamos viendo que, en Tultepec II sí había la intención de cazar y aprovechar al ejemplar; es una evidencia de que los cazadores se organizaban para atraparlos y destazarlos”, señaló.

Destacó que en el cerro localizado en el Estado de México seguramente se encontraban las comunidades de los cazadores recolectores, que pudieron excavar varias trampas.

Los restos de los 14 mamuts serán trasladados al museo del Mamut en Tultepec, donde se exhibe el ejemplar encontrado en 2016.

El presidente municipal, Armando Portuguez Fuentes, señaló que este museo ha recibido a alrededor de 40 mil visitantes, a casi un año de haberse inaugurado.

Los expertos de INAH, Salvador Pulido Méndez, director de Salvamento Arqueológico, y Córdoba Barradas, precisaron que con los restos hallados por lo menos se puede armar un mamut casi completo, que también sería exhibido en la localidad.

Luis Córdoba indicó que en la región, que incluye municipios como Coacalco, Ecatepec, Zumpango y Tultepec, se han localizado 50 sitios con restos de mamuts, sumando por lo menos 60 ejemplares.

 

Compartir

Dejar respuesta