La delincuencia sigue desatada en el Istmo. La presidenta municipal de Reforma de Pineda, Juchitán, Araceli García Hernández, fue asaltada la tarde del miércoles por dos delincuentes en motocicleta quienes la despojaron de 300 mil pesos.

El atraco a mano armada ocurrió sobre la calle 16 de Septiembre donde se ubica la sucursal de Bancomer a donde había ido a recoger el efectivo.

La alcaldesa viajaba en una camioneta particular marca Jeep, tipo Patriot, de color blanco, con el secretario municipal cuando fueron interceptados por los asaltantes a la altura de la ferretería “Zárate”.

García Hernández denunció el hecho ante el agente del Ministerio Público.

Compartir

Dejar respuesta