El estadio Monumental de Lima acogerá el 23 de noviembre la final única de la Copa Libertadores 2019 entre Flamengo y River Plate, según anunció este martes en Luque la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol), que descartó aSantiago de Chile por la crisis social que impera en ese país desde el 18 de octubre.

Luego de la reunión que sostuvieron representantes de las federaciones de Chile, Argentina, Brasil, así como de los equipos finalistas, con Alejandro Domínguez, titular de la Conmebol, se determinó que el país andino no cuenta con las garantías para celebración del partido.

Asimismo, el organismo que rige el futbol sudamericano agradeció a el gobierno chileno por las facilidades brindadas durante su papel como país sede.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta