LONDRES.

La Policía británica investiga en la comunidad vietnamita en relación a los 39 cadáveres hallados en un camión frigorífico en Essex, sin descartar más nacionalidades, dijo este sábado en rueda de prensa el inspector Martin Pasmore.

El jefe de policía del cuerpo de Essex informó que todos los cuerpos han sido trasladados desde el lugar en Tilbury Docks a donde se había llevado el vehículo al hospital de Broomsfield, en Chelmsford, donde se están practicando las autopsias.

«La prioridad ahora es identificar a las víctimas y reunirlas con sus seres queridos», indicó Pasmore sobre un proceso en el que se utilizarán fotografías, huellas dactilares, tatuajes, marcas o posibles cicatrices.

En un primer momento, la policía británica dijo que creía que las víctimas -31 hombres y 8 mujeres- eran ciudadanos chinos, pero después reconoció que podría haber cambios.

VietHome, una organización de la comunidad vietnamita con sede en Reino Unido, envió a las autoridades fotografías de casi 20 personas reportadas como desaparecidas, explicó un representante.

La policía detuvo el viernes a tres personas por supuesto homicidio involuntario y conspiración para el tráfico de personas.

El conductor del camión, de 25 años, sigue bajo custodia por presunto asesinato.

Los agentes prosiguen con los interrogatorios a los cuatro detenidos hasta la fecha.

En Vietnam, el padre de Nguyen Dình Luong, de 20 años, temía que su hijo pudiese estar entre los fallecidos.

Nguyen Dình Gia dijo que no había podido comunicarse con él desde la semana pasada, cuando le contó que se uniría a un grupo en París que estaba tratando de llegar a Inglaterra.

«Llamaba a casa a menudo, pero no he podido contactar con él desde la última vez que hablamos la semana pasada”, señaló el padre.

«Le dije que podía ir a donde quisiera siempre que fuera seguro. No debía preocuparse por el dinero, yo me encargaría», agregó.

Según Nguyen Dình Gia, su hijo se fue de su casa en la provincial de Ha Tinh, en el centro del país, para ir a trabajar a Rusia en 2017, y después a Ucrania.

En abril de 2018 llegó a Alemania, y desde ahí pasó a Francia. Le dijo a su familia que quería ir a Reino Unido.

La embajada de Vietnam en Londres dijo el viernes que se puso en contacto con las autoridades por el caso de una mujer desaparecida que se temía que pudiese ser una de las víctimas mortales.

Un vocero de la legación diplomática dijo que fue contactado por una familia en Vietnam que dijo que su hija estaba desaparecida desde que se encontró el camión.

Se sabe que el tráiler llegó al puerto de la localidad inglesa de Purfleet, a orillas del Támesis, en barco, procedente de Zeebrugge (Bélgica) en la madrugada del miércoles.

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior

Compartir

Dejar respuesta