Por unanimidad, el Senado aprobó las reformas al artículo 28 para que evitar que el Ejecutivo condone impuestos, pero modificó la minuta enviada por los diputados para que estados y municipios sí puedan condonar impuestos en casos de desastres naturales, a contribuyentes cumplidos y adultos mayores que reciben beneficios en predial y otros servicios a inicios de año, por ejemplo.

El ajuste permitirá, además, mantener los beneficios fiscales en la frontera norte en materia de ISR y del IVA, según detalló el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, Eduardo Ramírez Aguilar, al detallar las modificaciones a los artículos transitorios, y que fueron avalados con 119 votos a favor y el dictamen se devolvió a los diputados.

El artículo transitorio aprobado señala que “para el debido cumplimiento de lo dispuesto en el párrafo primero del artículo 28, la Federación, las entidades federativas, los Municipios y las Alcaldías de la Ciudad de México, en el ámbito de su competencia, únicamente establecerán las exenciones y estímulos fiscales que consideren necesarios para fomentar el desarrollo, el crecimiento económico y la inversión productiva, que tengan como fin preservar la rectoría del Estado en la actividad económica, bajo los principios de igualdad, generalidad, temporalidad, legalidad, máxima publicidad y no afectación a las finanzas públicas”.Ramírez Aguilar resaltó que por primera vez, desde la Constitución, se evitarán las condonaciones discrecionales que permitieron que en los último s 10 años se condonaran 400 mil 902 millones de pesos “más o menos el gasto en ciencia, tecnología e investigación de 2019”.

Expuso que al llegar la minuta de San Lázaro, los panistas Gustavo Madero, Damián Zepeda y Minerva Hernández, así como el morenista Félix Salgado, entre otros, presentaron propuestas de modificación con las que se armonizó la propuesta.

“Hoy presentamos en el pleno, un dictamen que cubre los requisitos más importantes para que no hayan privilegios para nadie. Dejamos esta parte de la exención y es muy sencillo, porque cuando resulten catástrofes por fenómenos meteorológicos, plagas o epidemias, se podrá ejercer esta facultad de exención, y más allá, cuando haya o se trastoquen los sectores productivos”.

Resaltó que con ello se cuida a los estados y municipios, que muchos de ellos recibimos en la Comisión de Puntos, que se sentían inseguros en la recaudación de sus impuestos prediales, pues hay descuentos del 10 o del 5 % cuando inicia el año.

También había preocupación por los adultos mayores, que pagan solamente el 50 % de esos impuestos, “por eso dejamos un transitorio en esta reforma constitucional, para cuidar estos intereses, para cuidar también que la captación de ingresos no disminuya en ninguna parte de la República tratándose de cualquier estado, tratándose también de la Ciudad de México”.

Hizo notar que esta modificación sostiene además los estímulos en la frontera norte que disminuye el ISR y el IVA “y con ello no estamos vulnerando estos beneficios que tienen los mexicanos en esta región del país”.

Los senadores Miguel Ángel Mancera, Samuel García, Nancy de la Sierra, entre otros, avalaron los cambios y se remitió a San Lázaro para su discusión.

La reforma al artículo 28 establece que en los Estados Unidos Mexicanos quedan prohibidos los monopolios, las prácticas monopólicas, los estancos y la condonación de impuestos; las exenciones y el otorgamiento de estímulos se establecerán en los términos y condiciones que fijen las leyes. El mismo tratamiento se dará a las prohibiciones a título de protección a la industria.

Con información de Silvia Arellano

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta