CDMX.- El presidente Andrés Manuel López Obrador llamó “fascistoides” a aquellos que cuestionan su decisión de haber avalado la liberación del presunto narcotraficante Ovidio Guzmán, el jueves pasado en Culiacán, Sinaloa.

Durante su conferencia de prensa mañanera, en Palacio Nacional, el Presidente señaló que aunque sus adversarios digan que faltaron pantalones, que nos humillaron, que se debilitó al gobierno, eso no es nada ante un señalamiento deordenar un exterminio.

“Yo no sé cómo pueden dormir quienes piensan o les tocó actuar de esa manera, con altas dosis de tafil u otros relajantes. Había el ambiente en las Fuerzas Armadas que por órdenes les decían, ustedes hagan su trabajo y nosotros nos encargamos de loa derechos humanos.

“Los mismos ahora nos cuestionan por la decisión que tomamos, pensaban de esa manera, fascistoides”.

Señaló que Culiacán es un tema de preocupación para su administración, pero al mismo tiempo sirve para reafirmar su vocación pacifista.
“Una masacre ordenada por el Presidente es una mancha que no se quita ni con toda el agua de los océanos”, dijo.

Esta nota originalmente se publicó en El Universal

Compartir

Dejar respuesta