El 22 de abril de este año, el presidente Andrés Manuel López Obrador fijó un plazo de seis meses para que mejoraran las condiciones de seguridad en el país, a través de cumplir con todos los programas sociales a la ciudadanía, el despliegue de la Guardia Nacional y que los gobiernos no sean corruptos.

«En seis meses ya van a estar operando todos los programas. Esto va a ir mejorando mucho considerablemente en la medida que se vayan consolidando tres acciones: fortalecer los programas sociales, la Guardia Nacional y cero corrupción en los gobiernos”, dijo en su momento López Obrador.

Este martes, al cumplirse este tiempo, las bancadas del PAN y PRI en San Lázaro reclamaron al Gobierno de la República resultados.

No cumplió, advirtieron Héctor Yunes, del PRI y Fernando Macías, del PAN, desde la tribuna de San Lázaro al debatir sobre el operativo fallido en Culiacán, Sinaloa, que derivó en la detención y liberación de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Ese fue el tono de la discusión en la que diputados del PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano se enfrentaron de nuevo a Morena, PT y PES, que defendieron a López Obrador, pero con matices, pues incluso los morenistas pidieron explicaciones al Gobierno.

“Estamos exigiendo y llamando a cuentas al secretario de Seguridad (Alfonso Durazo) y a su equipo para que vengan a decirnos qué pasó. Pero también pedimos cuentas al gobernador (Quirino Ordaz) y a las autoridades locales”, demandó Tatiana Clouthier, de Morena.

La diputada sinaloense advirtió que las armas no aparecieron en 24 horas y cuestionó “¿dónde está el gobernador? […] ¿quién filtró la información de lo que iba a pasar con ese operativo y qué pasó en la reunión de la DEA con el gobernador Quirino”.

Asimismo, demandó corresponsabilidad a la sociedad del estado para “frenar las acciones y las actividades económicas que fortalecen al crimen organizado. Todos sabemos de qué estamos hablando”.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Universal

Compartir

Dejar respuesta