La Asamblea de los Pueblos Indígenas (API) y el Partido Unidad Popular (PUP), anunciaron que realizarán una marcha el próximo miércoles 23 de octubre para exigir justicia por el crimen de su líder Heriberto Pazos Ortiz, para denunciar también que el Tribunal Superior de Justicia dejó en libertad a dos presuntos responsables de esta muerte.

El dirigente Uriel Díaz Caballero, indicó que se tienen pruebas del asesinato, sin embargo, el tribunal señaló que no se integró de manera adecuada la investigación y por ello, no se tuvieron elementos para mantener presas a estas personas.

Demandaron que se lleve a cabo una revisión del caso para que se apliquen las leyes como es debido y de esta forma, logren la justicia ya que se espera.

La movilización será este 23 de octubre a partir de las 09:00 horas, desde el crucero de Viguera al Zócalo, además que analizarán la posibilidad de instalar un plantón indefinido.

Compartir

Dejar respuesta