Harley-Davidson detuvo la producción de su primera motocicleta eléctrica después de descubrir un problema técnico, lo que llevó a poner en pausa un modelo que la icónica marca estadounidense espera que desate el crecimiento de ventas en su mercado nacional.

La compañía suspendió temporalmente la producción y las entregas de la LiveWire, debido a “una condición anormal” que se descubrió durante una revisión final de calidad. Harley-Davidson dijo que las pruebas adicionales “avanzan bien”. No ofreció un calendario para reanudar la producción de la motocicleta.

“Estamos en un estrecho contacto con nuestros distribuidores y clientes, les aseguramos que pueden seguir conduciendo las motocicletas LiveWire. Como es habitual, mantenemos la alta calidad como nuestra principal prioridad”, dijo Harley-Davidson en un comunicado.

En 2014 la compañía de motocicletas dio a conocer, por primera vez, los planes para desarrollar una moto eléctrica, en un intento por atraer a nuevos motociclistas más jóvenes y a la vez impulsar las tibias ventas en Estados Unidos (EU). La compañía, con sede en Milwaukee, reportó que las ventas minoristas nacionales cayeron 10.2% en 2018. En julio de este año, Harley-Davidson redujo su pronóstico para envíos globales a un rango de entre 212,000 a 217,000 unidades, en comparación con 228,051 el año pasado.

James Hardiman, analista de Wedbush, dijo que las expectativas de los distribuidores para las ventas de LiveWire son “cautas”, y cita en parte al precio del nuevo modelo, de alrededor de 30,000 dólares. Según los informes, la LiveWire, que inicialmente se esperaba que llegara a las salas de exhibición en agosto, también enfrentó retrasos.

“Se espera que el número limitado de unidades iniciales se vendan bien, algo que no es inesperado para una nueva marca y un modelo con mucha promoción. Sin embargo, no parece que los pedidos anticipados subieran significativamente en los últimos meses más allá de los primeros en adoptarlas, ya que el precio de venta de 30,000 dólares es demasiado alto para muchos, sobre todo para las motociclistas más jóvenes, a quienes van dirigidas”, escribió en una nota a los clientes la semana pasada.

Las acciones de Harley-Davidson cayeron casi 2% inmediatamente después de darse a conocer la noticia de la suspensión de la producción, pero desde entonces recuperaron casi todas las pérdidas. Las acciones registraron una caída de 0.2% en las operaciones recientes.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta