Estudiantes de Ingeniería en Sistemas Automotrices de la Universidad Politécnica de Puebla (UPPue) desarrollaron con recursos propios un módulo didáctico (simulador) de frenos para autos único en el país, denominado Módulo Didáctico de Dirección y Frenos.

El estudio fue desarrollado por los estudiantes Jesús Paniagua Cruz, Jesús Rodríguez Guzmán, Ángeles Rosales Rodríguez y Jesús Alexis Quezada Juárez.

La innovación recrea en situación real el frenado de un auto en diferentes condiciones de velocidad o vibración del vehículo.

Este sistema ayuda a los universitarios a entender mejor el funcionamiento de los mecanismos de frenado de un automotor de manera directa, poniendo en la práctica los conocimientos que adquirieron en las aulas.

Este proyecto fue presentado a Mayra Angélica Sánchez García, rectora de esa institución, a quien se expuso que esta tecnología podría tener un impacto importante en el entorno social, ya que está requerida por otras universidades que buscan replicar este simulador.

Con la puesta en marcha de este nuevo laboratorio desarrollado por los alumnos, Mayra Angélica Sánchez aseguró que fortalecer la formación integral de los estudiantes es el principal objetivo de la universidad para obtener resultados como estos.

Mónica López Bárcenas, Anuar Alanís Soriano y Mónica Varela Juárez, asesores del proyecto, explicaron que este módulo tiene por objeto observar el comportamiento del frenado de un auto, enfocándose especialmente en el sistema hidráulico.

El simulador permite conocer las partes que componen un auto, principalmente el sistema de frenos, desde la forma geométrica de las balatas, el material del que están hechos, hasta comprender la operación de los líquidos de frenos. El módulo cuenta con cuatro manómetros análogos, instalados en cada una de las tuberías de frenos para las cuatro llantas, y cada instrumento mide la presión que se ejerce en cada una de las llantas para el frenado óptimo y en diferentes condiciones de velocidad.

Con ayuda de un vibrómetro, se analizan las variaciones de los discos delanteros en diferentes condiciones de velocidad, realizando las simulaciones por medio del giro de los neumáticos de manera manual.

Esta nota originalmente se publicó en Heraldo de México

Compartir

Dejar respuesta