ANKARA. Turquía acordó ayer detener su ofensiva en Siria durante cinco días para permitir que las fuerzas kurdas se retiren de una “zona segura” que Ankara había tratado de capturar, un acuerdo que fue aplaudido por Estados Unidos y que los líderes turcos presentaron como un triunfo absoluto.

La tregua fue anunciada por el vicepresidente de EU, Mike Pence, luego de conversaciones con el Presidente de Turquía, Tayyip Erdogan.

«Grandes noticias de Turquía (…) Gracias a Erdogan ¡Se salvarán millones de vidas!”, tuiteó Trump.

Por otra parte, el comandante kurdo, Mazloum Abdi informó que el presidente estadounidense no se opuso al acuerdo que llegaron las fuerzas sirias de liderazgo kurdo con Rusia y el gobierno sirio para protegerse de una ofensiva turca en Siria.

El pacto se anunció el domingo, después de que Trump ordenara a sus tropas que se hicieran a un lado ante una ofensiva turca la semana pasada. El acuerdo supone que las tropas del presidente de Siria, Bashar Al-Assad, sustituyen en la práctica a las tropas de EU que había desplegadas en las fronteras, y Moscú hace de garante del acuerdo.

Esta nota originalmente se publicó en Heraldo de México

Compartir

Dejar respuesta