Barcelona.-

Con barricadas y cócteles molotov, Barcelona vivió ayer su cuarta jornada de movilización independentista contra la condena de nueve de sus líderes a pesadas penas de cárcel.

Según constataron periodistas de AFP, cientos de jóvenes, a gritos de “independencia”, montaron barricadas y les prendieron fuego en el centro de la capital catalana, y lanzaron cócteles molotov contra la policía. Los agentes a su vez dispararon proyectiles de espuma contra los manifestantes.

También se informó que los independentistas y grupos de ultraderecha se enfrentaron en el centro de Barcelona.

Unos 200 ultras y los manifestantes que secundaban una concentración convocada por Arran y grupos de la izquierda independentista se han encontrado en el centro de la ciudad.

Los incidentes sucedieron en vísperas de una jornada que marcará el clímax de las movilizaciones desatadas después de que el lunes, el Tribunal Supremo español impusiera a nueve dirigentes independentistas penas de hasta 13 años de cárcel, por su implicación en la tentativa de secesión en 2017.

Está prevista una huelga general en Cataluña, que en Barcelona coincidirá con la llegada de cinco marchas procedentes de otras tantas ciudades de esta región española, y una gran manifestación. La jornada de este jueves comenzó con una marcha de estudiantes en huelga, unos 25 mil según la policía municipal.

Por la tarde hubo una concentración de ambiente festivo, con unos 13 mil participantes. Sin embargo, al acabar ésta apareció un grupo de radicales que levantaron barricadas con contenedores de basura y les prendieron fuego.

De cara a la huelga del viernes, la Confederación Española de Transporte de Mercancías recomendó a las empresas del sector “que adelanten los envíos” en la región “y busquen alternativas de recorrido”, ante las previsibles “dificultades para acceder a los centro de carga y descarga”.

Las noches del martes y el miércoles Barcelona ya vivió escenas de guerrilla urbana. El presidente Pedro Sánchez, envió refuerzos policiales a Cataluña.

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, indicó que sólo el martes el mobiliario urbano de Barcelona sufrió daños por valor de 627 mil euros. Las autoridades indicaron que ayer 14 personas recibieron atención médica en Barcelona.

Conminado por Pedro Sánchez, el presidente regional catalán, el separatista Quim Torra, condenó la violencia la medianoche del miércoles, aunque en un discurso ante el Parlamento regional este jueves, se reafirmó en su desafío al poder central.

Esta nota originalmente se publicó en El Universal

Compartir

Dejar respuesta