En el marco del Año Internacional de las Lenguas Indígenas, el Gobierno de Oaxaca, la Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas organizan la 39a Feria Internacional del Libro de Oaxaca que tendrá este año como objetivo promover la diversidad cultural y lingüística de México.

Durante la presentación aquí en la Ciudad de México, el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, destacó el homenaje que habrá de hacerse a dos grandes de la historia, la escritura y el arte de nuestro país que recién fallecieron: Miguel León Portilla y Francisco Toledo.

«Este es el año de las lenguas y claramente habrá un gran tributo para nuestras lenguas originarias que como bien lo decía Miguel León Portilla, cada vez que nace una lengua nace un nuevo universo y eso me parece es parte de la grandeza del tributo; en segundo lugar el enfoque de género, hacer un gran reconocimiento a escritoras mujeres.

Y por último, a uno de los grandes de Oaxaca que trasciende nuestro tiempo, no solo por su legado artístico, que es Francisco Toledo sino también por su legado como persona porque defendió causas en las que creía cómo era la cultura”, dijo.

La FILO se llevará a cabo del 19 al 27 de octubre y en ella participarán más de 30 especialistas en derechos lingüísticos.

Los organizadores dispusieron de un Pabellón de Lenguas Indígenas denominado“Paisaje lingüístico de México”, diseñado por los arquitectos Alejandra Ángeles, Enrique Flores, Andrés Ballesteros y Alejandro Delgado, ganadores del concurso público para su diseño, el cual abrió la Secretaría de Cultura.

Al interior, el pabellón ofrecerá un recorrido por el mosaico multicultural y plurilingüe de México, a través de diversas salas en las que se encuentran un mapa interactivo y la sala de realidad aumentada, con una obra del artista Julian Bonequi que lleva a unir el pasado, el presente, el arte y las nuevas tecnologías.

«Habrá escritores de talla internacional, nacional y local, así como bandas que van a acompañar el evento”, agregó el gobernador Murat.

En el lugar que ocupará la FILO en el Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca, se destinará un área para la proyección de materiales audiovisuales en lenguas del país, una rocola y una cabina de lengua de señas, espacios donde se podrán escuchar los sonidos que crean un universo de lenguas. Esto, acompañado de actividades, talleres y publicaciones en lenguas indígenas.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior

Compartir

Dejar respuesta