20 sarcófagos antiguos de madera fueron descubiertos por un grupo de arqueólogos en la ciudad de Luxor, en el sur de Egipto, y podrían encontrarse más, informó el martes el Ministerio de Antigüedades de Egipto.

En un comunicado, el Ministerio informó que los ataúdes fueron hallados en la necrópolis de Asasif, que está ubicada en el antiguo pueblo de Tebas Occidental, y que las tumbas datan de los períodos Tardío, Intermedio e Imperio Nuevo (de 1994 a.C. a 332 a.C.).

Las fotos del ministerio muestran ataúdes con inscripciones y pinturas que significarían uno de los “descubrimientos más grandes e importantes” de los últimos años.

En el comunicado del Ministerio se indica que el sábado habrá una conferencia de prensa donde se darán más detalles del descubrimiento.

Egipto ha buscado publicidad para sus hallazgos arqueológicos con la esperanza de revivir su industria turística, que fue fuertemente afectada tras el levantamiento político del 2011.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

 

Compartir

Dejar respuesta