BERLÍN, ALE.

Miles de personas en Berlín protestaron ayer contra el antisemitismo, días después de que un hombre atacara una sinagoga en Halle, una ciudad en el este de Alemania.

Unas 10 mil personas participaron en la marcha que atravesó la capital alemana. Miles más protestaron el sábado en otras ciudades, incluidas Hamburgo y Marburgo.

Muchos alemanes quedaron impactados por el ataque del miércoles en el que dos personas murieron afuera de una sinagoga y en una tienda de comida árabe. El ataque renovó las preocupaciones sobre el aumento del extremismo de la ultraderecha y generó dudas por la lenta respuesta de la policía.

Un individuo de 27 años identificado como Stephan B. no logró entrar a la sinagoga durante Yom Kippur, el día más sagrado del judaísmo. El sospechoso, quien iba fuertemente armado y transmitió el ataque en vivo, ha sido acusado con dos cargos de homicidio y nueve de intentos de homicidio.

El domingo, la gente comenzó a marchar en un sitio simbólico, la plaza Bebelplatz de Berlín, en donde los nazis quemaron miles de libros de judíos, comunistas y otros opositores, semanas después de que Adolf Hitler ocupara el poder en el año de 1933.

A las marchas llevaron banderas israelíes y carteles con frases como: “No nazis” o “El terrorismo de ultraderecha amenaza a nuestra sociedad”. El evento fue organizado por el grupo defensor de derechos civiles Unteilbar (Indivisible), bajo el lema: “Nos mantenemos unidos”.

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia

Compartir

Dejar respuesta