La propuesta de desconectar a las plataformas digitales que no paguen impuestos, contenida dentro del Paquete Económico 2020, es “desproporcionada” e inconstitucional, ya que atenta contra la libertad de información en internet, además de que el aplicar esos gravámenes afectaría a las pequeñas y medianas empresas, empujándolas a la informalidad, coincidieron expertos.

“La desconexión es una sanción desproporcionada para las empresas que no cumplan con los requerimientos fiscales. Esta medida es inconstitucional porque afecta los derechos de libertad de expresión y acceso a la información”, afirmó Grecia Macías, experta de la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D), en conferencia de prensa.

El Paquete Económico enviado por Hacienda a la Cámara de Diputados contiene una propuesta de reforma legal para gravar con IVA e ISR a los servicios digitales y de streaming que ofrezcan las plataformas y aplicaciones de empresas que estén establecidas en el extranjero. Aquellas plataformas que no cumplan con el pago serían desconectadas de internet.

Al respecto, Sisi de la Peña, vocera de la Asociación Latinoamericana de Internet (ALAI), organismo que aglutina a empresas como Google, Airbnb y MercadoLibre, entre otros, afirmó que las plataformas digitales están a favor de contribuir con el crecimiento de la economía a través de los impuestos, pero consideró que la propuesta se debe revisar, a fin de evitar que se afecten los derechos de los usuarios en la red.

Los expertos señalaron que la desconexión de las plataformas podría implicar un efecto negativo para la economía del país.

“En el caso de bajar el switch en México del Internet en su totalidad, el costo asciende a 6 mil 434 millones de pesos al realizar bloqueos temporales”, dijo Manuel Haces Aviña, especialista de Googe México.

A su vez, la vocera de ALAI detalló que el costo de una desconexión podría tener un impacto de entre el entre 1 por ciento y 1.9 por ciento del PIB por cada día desconectado, “lo que implica una afectación significativa”, mencionó.

Luis Antonio González, especialista fiscal y socio de la firma Sánchez Devanny, comentó que la propuesta de gravar con impuestos a las plataformas digitales afectaría principalmente a las pequeñas y medianas empresas que venden artículos o productos a través de esas plataformas, quienes verían impactados sus ingresos por las retenciones que aplicarían las plataformas.

Entre las posibles consecuencias se encuentra la falta de flujo de ingresos para los emprendedores, “lo que puede poner en crisis su operación y podrían optar por la informalidad. Y si crece la informalidad habría caída en la recaudación de impuestos”, indicó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Heraldo de México

Compartir

Dejar respuesta