Pocas fiestas deportivas reúnen a tantos países y generan emoción como unos Juegos Olímpicos, privilegio que, hasta la sede asignada a Francia en el año 2024, únicamente han tenido 19 países, entre ellos México.

El 12 de octubre de 1968 una golpeada Ciudad de México debió cambiar rápidamente el capítulo de una cruel y sangrienta represión estudiantil, para encender el pebetero del Estadio Olímpico en Ciudad Universitaria y decretar inaugurada la edición de los Juegos de la XIX Olimpiada, como en ese entonces se le nombraba oficialmente.

A partir de entonces, 112 naciones compitieron durante 16 días para llevarse la gloria olímpica en el medallero, el cual fue dominado por la delegación de Estados Unidoscon 107 preseas en total, 45 de ellas, doradas.

A continuación te daremos un viaje por el tiempo a través de los distintos monumentos, sedes, curiosidades y deportistas nacionales que nos llenaron de orgullo al subir al podio en diversas competencias.

ALEMANIA, EL ORIGEN DEL SUEÑO

Cinco años antes de que se consumaran los Juegos en la Ciudad de México, un contingente del Comité Olímpico Mexicano llegó el 18 de octubre de 1963 a la ciudad de Baden–Baden, en Alemania, con la ilusión de regresar al país con la responsabilidad de albergar esta contienda, después de haber fracasado en las postulaciones de 1956 y 1960.

Durante la 60 Sesión del Comité Olímpico Internacional, la Ciudad de Méxicopresentó su candidatura junto con Buenos Aires, Argentina; Lyon, Francia y Detroit, Estados Unidos, misma que resultó ganadora con 30 puntos. El resto, fue una lucha contrarreloj de 4 años, 11 meses y 22 días para la organización capitalina y los deportistas.

Así publicó La Afición la elección de México para los Juegos Olímpicos (La Afición)

LAS SEDES OLÍMPICAS

Para la celebración de estos Juegos, hubo 29 sedes, de las cuales, siete fueron construidas para esta fiesta deportiva, la mayoría fueron ubicadas en la Ciudad de México, aunque se utilizaron algunos complejos alternos fuera de la capital.

Además, se construyeron dos Villas Olímpicas (Libertador Miguel Hidalgo y Narciso Mina), hoteles y departamentos para hospedar a 5 mil 516 deportistas.

Como todo evento internacional, los Juegos Olímpicos de México 1968, dejaron datos curiosos que podrían ser desconocidos para las nuevas generaciones, como el hecho de que las Alemanias compitieron como naciones separadas por primera ocasión, la exclusión de Sudáfrica por políticas racistas o el debut de El Salvador, Honduras, Paraguay o Kuwait en una justa veraniega.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta