*No llevaba equipo autónomo de respiración.

Esta madrugada falleció engasado el joven Ulises Moncayo, trabajador de Petróleos Mexicanos (PEMEX) al acudir a medir el tanque vertical (TV) 56 de gasolina base, también conocido como slop porque recibe todos los desechos de las plantas de la refinería ingeniero Antonio Dovali Jaime del puerto de Salina Cruz.

El joven Ulises Moncayo tenía la categoría de medidor general en el área de bombeo y almacenamiento (BOYAL).

La noche del miércoles, aproximadamente a las 21 horas, fue a medir el TV-56 y trascendió que al abrir la cúpula del tanque respiró los gases contenidos en el mismo y perdió el conocimiento y la vida.

Trabajadores de la refineria que pidieron no revelaremos sus identidades, externaron que al percatarse que no volvía mandaron a buscarlo a las diez de la noche y lo encontraron tirado en la parte superior del tanque.

Los medidores abren las escotillas de los tanques para medir físicamente los mismos y saber que nivel tienen de producto porque «no sirve la telemedicion».

Los trabajadores señalan que Roque Martínez Sánchez, ex jefe de esta área de trabajo, sabía de las anomalías que hay en los tanques y no hizo nada para resolverlos, como la falta de pararrayos y subir a los trabajadores a los tanques con lluvia y vientos fuertes y con peldaños en muy mal estado.

Aseguraron también que varias cupulas de los tanques están reparadas con fibra de vidrio y algunas se ladean con la lluvia porque están mal reparadas y son flotantes.

Situación que sigue permitiendo el actual jefe de BOYAL, el ingeniero Jorge Cruz Melendez.

Además, mencionaron que el joven trabajador que murió engasado no llevaba equipo autónomo de respiración porque no hay y los que tienen en BOYAL no sirven.

El Joven Ulises Moncayo era originario del puerto de Salina Cruz, vecino de la Colonia Jesús Rasgado parte alta y deja en la orfandad a dos pequeñas.

Compartir

Dejar respuesta