Al pronunciar un discurso invitado especial al primer informe de la presidenta municipal de Huejotzingo, Angélica Alvarado, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, hizo una polémica y desatinada declaración sobre la muerte de sus adversarios políticos, Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle, fallecidos el pasado 24 de diciembre a consecuencia de un accidente aéreo.

Durante dicho discurso, Barbosa Huerta aseguró que en las elecciones del 1 de julio de 2018 hubo un fraude electoral, con el que “le robaron” la gubernatura de esa entidad, por lo que “Dios los castigó”.

Barbosa dijo que para llegar a ser gobernador de Puebla pasaron 19 meses y costó mucho trabajo, ya que le robaron la elección de 2018 pero la justicia divina le dio la razón tras ganar la elección extraordinaria de este 2019.

Diecinueve meses nos tardamos para llegar al 2 de junio de 2019 y la lucha fue a machetazos, porque nos querían extinguir, no podían detenernos y con la ayuda de ustedes ganamos. Y así fue como ganamos en muchas partes del estado, todos los que ganamos el primero de julio del 2018, porque yo gané, me la robaron, pero los castigó Dios“.

La declaración del mandatario poblano sobre Martha Erika Alonso y Moreno Valle se convirtió en tendencia en Twitter, además de levantar una serie de críticas, polémica y comentarios en su contra.

Esta nota originalmente se publicó en UNOTV.com

Compartir

Dejar respuesta