Por tercera ocasión, el Banco Mundial recortó las previsiones de crecimiento para México en 2019, de 1.7 estimado en junio pasado a 0.6 por ciento, y muy lejos del 2.5 por ciento previsto en abril de 2018.

Para 2020, las proyecciones el organismo internacional se redujeron de 2 a 1.5 por ciento; y para 2021 anticipa una recuperación del crecimiento, a una tasa de 2 por ciento.

El Banco Mundial señaló que la región de América Latina y el Caribe ha vuelto a la senda del crecimiento lento que caracterizó los años anteriores al auge de los productos primarios y este desempeño decepcionante se debe, en parte, a las tres economías más grandes de la región: Argentina está sumida en otra crisis económica; Brasil acaba de salir de una recesión y México padece unadesaceleración económica.

En el caso específico de México, anticipa que la desaceleración continúe, pero considera que el Acuerdo México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC) representa una oportunidad de crecimiento.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta