De acuerdo con Vidulfo Rosales Sierra, abogado de los padres de los 43, los informantes que revelaron la supuesta ubicación de los normalistas desaparecidos desde la noche de Iguala dieron marcha atrás en sus declaraciones, lo que pone en riesgo las diligencias que ya se han realizado en esa nueva línea de investigación.

Rosales indicó que a más tardar en 15 días, la comisión especial, así como la fiscalía encargada de la investigación del caso Iguala informarán los resultados del seguimiento a los elementos aportados por el ex coordinador de la Policía Comunitaria de San Luis Acatlán, Eliseo Villar Castillo, quien sostiene que los 43 normalistas de Ayotzinapa fueron asesinados y llevados a un punto ubicado en la sierra.

El abogado de los padres de los 43 sostuvo que las declaraciones del ex coordinador de la CRAC no se han echado en saco roto, como lo reclamó el propio Villar Castillo días previos al quinto aniversario de los hechos registrados la noche del 26 de septiembre de 2014.

Lo que sí enfatizó es que en las declaraciones de Villar Castillo hay “una mala intención y un uso faccioso de la información que él dice que aportó”.

Explicó: “En primer lugar hay que decir que él no tiene esa información, no es poseedor de esos datos, porque la tienen otras personas”.

Aclaró que de los tres presos que se acercaron a Villar Castillo, solo uno dijo que sabía (dónde están los 43 normalistas), e inmediatamente que dijo eso se puso esta información a consideración de la Comisión de la Verdad y la fiscalía especial, ellos han hecho lo propio y ya procesaron dichos datos”.

Destacó que tiene un aproximado de dos meses que los datos aportados por Villar Castillo y los supuestos ex integrantes de Guerreros Unidos se comenzaron a procesar, pero indicó que las diligencias están en curso.

“Hay una permanente revisión del lugar (el punto en la sierra señalado por Eliseo Villar), ya se fue y se sigue yendo”.

Luego señaló que el supuesto ex integrante de Guerreros Unidos ha variado su declaración en varias ocasiones, de tal suerte que ya no hay certeza respecto a la veracidad de la información inicial.

Reprochó la actitud que hasta el momento a tenido el ex coordinador de la CRAC en San Luis Acatlán, aunque reconoció que seguramente es porque se encuentra desesperado ante su condición de presidiario.

Sin embargo, dijo que “lo que no puede hacer es llevarse entre las patas el dolor de los padres y madres de familia, ni puede poner en riesgo el proceso de búsqueda”.

De hecho, destacó que a estas alturas ya hay investigaciones que se están diluyendo a partir de los desplantes de Eliseo Villar.

Negó que haya tenido una discusión acalorada con Villar Castillo, pero si admitió que lo que sí sucedió es que hubo un llamado para que tuviera responsabilidad en la información que está proporcionando, porque se pone en riesgo él mismo”.

Agregó: “Las personas que decían tener información, me refiero a otras dos, pues ya no quieren declarar, ahora dicen que no saben nada. La fiscalía ha tomado las precisiones para tomar declaración y dicen que no saben nada; entonces ahora me están poniendo el riesgo el proceso, por eso le queremos pedir que tenga más madurez”.

Pese a lo anterior, indicó que los elementos aportados se encuentran bajo revisión, por lo que en un término de dos semanas se habrá de tener una conclusión respecto a los elementos aportados.

Y ADEMÁS

LIBERAN CAMIONES Y CHOFERES

Estudiantes de la Normal Rural Lázaro Cárdenas del Río, localizada en Tenancingo, Estado de México, acordaron liberar los 92 camiones y a sus choferes que mantenían retenidos desde el 3 de octubre.

Al finalizar una mesa de diálogo con las autoridades de la Secretaría de Educación Pública estatal, el subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta, lamentó que los normalistas hayan tomado la decisión de “secuestrar autobuses y personas como medida de presión para ser escuchados por el gobierno”.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta