Cada cierto tiempo WhatsApp anuncia los modelos que dejarán de funcionar con su programa, por lo que sus desafortunados usuarios, tendrán que pensar en invertir en otro modelo en caso de que requieran utilizarlos.

Por lo general las compañías deciden dejar obsoletos algunos modelos en relación a las apps, sobre todo cuando la base de usuarios de los mismos se reduce de tal forma, que ya no se justifica la inversión en horas de trabajo para generar programas compatibles con ellos.

Los modelos que se quedan sin el servicio son los teléfonos Android lanzados en 2011 y los iPhone con año de lanzamiento 2015.

En cuestión de sistema operativo, nos referimos a las versiones de software para Android 2.3.7 y anteriores, y para las de iOS 8 y anteriores.

Otra mala noticia si tienes Windows Phone: Desde diciembre de este mismo año, debes decirle adiós.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior

Compartir

Dejar respuesta