En la Ciudad de México aún son insuficientes los espacios libres de humo de tabaco, por eso la exposición a las sustancias tóxicas sigue siendo alta, es más alta en restaurantes y bares con un 60 por ciento; 15 por ciento la tiene en centros de trabajo y 25 por ciento está expuesto a este humo en planteles escolares de todos los grados académicos.

La Secretaria de Salud de la Ciudad de México (CDMX), Oliva López Arellano, explicó que es necesario aumentar los espacios libres de humo de tabaco, pues en la capital hay 1.9 millones de fumadores de 12 a 65 años de edad, quienes al consumir el tabaco también exponen a las personas que están con ellos, especialmente a niños, adolescentes y adultos mayores.

Durante la Ceremonia de Entrega de Reconocimientos a 22 instituciones públicas y privadas como 100 por ciento Libres de Humo de Tabaco, la titular de la Sedesa alertó que el tabaquismo en la CDMX es todavía más grave, debido a que se combina con la exposición a los altos niveles de contaminación, por lo que se agudizan las enfermedades cardiovasculares como infartos, mayor hipertensión arterial y otros malestares relacionados al corazón.

Las cifras del consumo de tabaco señalan que, de los 9 millones de habitantes de la capital del país, 21 por ciento es fumador, es decir que 2 de cada 10 personas consumen tabaco, siendo los jóvenes el sector que más fuma.

Aunado a que la exposición al humo del tabaco sigue siendo alta, López Arellano alertó que el uso del cigarro electrónico en la CDMX va en aumento y por ello es que van a proponer cambios en la Ley de Espacios Libres Humo, a fin de que se incluya esta modalidad, que por vacíos legales aún se les permite fumar en espacio cerrados y en transporte público.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior

Compartir

Dejar respuesta