CIUDAD DE MÉXICO

Los Pumas postergaron la virtual calificación del Santos a la liguilla y al mismo tiempo se metieron entre los ocho primeros de la clasificación. El cuadro universitario ganó 2-0 e impidió que los laguneros llegaran a 26 puntos, una cifra con la que ningún equipo se ha quedado fuera de la liguilla desde el Clausura 2005 (Dorados). Los dirigidos por el técnico Guillermo Almada se quedaron en 23 unidades, mientras que los universitarios llegaron a 17.

La mejor defensiva del torneo (Pumas con nueve goles recibidos) salió bien librado de la contienda ante la mejor ofensiva. (Santos con 26 anotados). La zaga del cuadro felino, logró secar al ataque lagunero, que cuenta con el líder de goleo, Julio Furch (ocho tantos) y el sublíder, Brian Lozano (seis anotaciones).

Un día después de su fallecimiento, José José estuvo más presente que nunca en C.U. A manera de homenaje, el sonido local reprodujo dos de sus canciones al medio tiempo. Una vez más, las letras del Príncipe de la Canción, sirvieron para levantar a un público de sus asientos. “Gavilán o Paloma” y “Ya lo pasado, pasado” despertaron a todos esos espectadores que estaban aletargados por un primer tiempo de bostezo. La incesante lluvia tampoco había ayudado.

Pero el Triste terminaría siendo, en esta ocasión, el aficionado del equipo visitante. A 20 minutos del silbatazo final, Juan Iturbe filtró un balón para su compatriota paraguayo, Carlos González, quien quedó mano a mano con el portero Jonathan Orozco. El central Matheus Doria, buscó tapar el disparo del atacante guaraní, pero sólo lo desvió hacia la red.

Ya en tiempo de compensación, lejos de conseguir el empate, Santos recibió otro gol en contra. El árbitro Fernando Hernández marcó un penal por una falta sobre Martín Rodríguez y además expulsó al entrenador Almada. David Cabrera cobró el penal y anotó.

Silbó el árbitro y una vez más se escuchó a José José con “Si me dejas ahora”.

«Eres tú quien aún me tiene enamorado”, le cantó su afición a Pumas, que ya se ubica entre los ocho mejores del campeonato.

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior

Compartir

Dejar respuesta