Maestros de los niveles de Secundaria General y de Educación Física de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), impiden la circulación en el crucero donde se ubica el estadio de béisbol.

Los profesores señalaron que se les adeudan salarios desde hace dos años, y la mayoría trabaja hasta por doce horas en comunidades marginadas, por lo que requieren que se agilicen los trámites para que se regularicen sus pagos.

Señalaron que no se tienen respuestas favorables a pesar de que se tienen acuerdos a nivel nacional para que se restablezcan horas y pagos retenidos, por lo que decidieron impedir el paso vehicular en esta zona de la ciudad.

Tras retener camiones del transporte urbano, de turismo y repartidores para cerrar los carriles, afirmaron que su movilización será indefinida hasta que logren la atención que requieren.

Compartir

Dejar respuesta