El pasado diez de mayo se conmemoró en el Día Mundial del Lupus, una enfermedad autoinmune -que con variantes – afecta a más de cinco millones de personas en el mundo.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, el lupus afecta en un 90 por ciento al sector femenino,  9 de cada 10 pacientes son mujeres, aunque cualquier persona lo puede padecer.

Se estima que en México podría afectar a más de millón y medio de pacientes.

Este padecimiento autoinmune, crónico e incurable,se presenta cuando el sistema inmune genera anticuerpos que atacan y destruyen los tejidos sanos del cuerpo.

Afecta las  articulaciones, la piel, el cerebro, pulmones, riñones y vasos sanguíneos, provocando inflamación generalizada en los órganos afectados.

Cabe señalar que aunque el término genérico es lupus y su forma más frecuente es la del lupus eritematoso sistémico (LES), existen otros cuatro tipos : Lupus discoide; Lupus cutáneo subagudo; lupus inducido por medicamentos y lupus neonatal.

Los síntomas más frecuentes son: dolor muscular; inflamación en articulaciones; fiebre sin causa conocida; cansancio extremo; erupciones en la piel con forma de maripos; dolor en el pecho al respirar; pérdida de cabello entre otros; sensibilidad al sol; úlceras en la boca; el entorno de los ojos se inflama.

El pasado diez de mayo, a través de su cuenta de twitter, la Secretaría de Salud Federal escribió:

“No existe una cura para el lupus; el tratamiento de enfoca en controlar los síntomas.

Día Mundial del Lupus.”

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta