NACIONES UNIDAS.

El papa Francisco dijo el lunes a líderes mundiales reunidos en Naciones Unidas que el cambio climático era un «desafío de civilización» y que tenían que enfrentar mientras aún haya una oportunidad.

El pontífice intervino por videoconferencia en la Cumbre de Acción Climáticaque se celebra este lunes en la sede de la ONU, en Nueva York, aunque su mensaje se interrumpió en parte debido a problemas técnicos en su transmisión.

El Papa comenzó por agradecer a la ONU por «haber atraído la atención» de «la opinión pública mundial sobre uno de los fenómenos más graves y preocupantes que está viviendo nuestra época, el cambio climático».

Opinó que, con el Acuerdo de París sobre el clima de 2015, la comunidad internacional asumió la «necesidad de dar una respuesta colectiva» a la crisis climática, un reto que a su juicio debe abordarse desde «tres grandes cualidades morales: honestidad, responsabilidad y valentía».

«Estamos frente a un desafío de civilización en favor del bien común. Y esto es claro, como también es claro que tenemos una multiplicidad de soluciones que están al alcance de todos, si adoptamos a nivel personal y social un estilo de vida que encarne la honestidad, la valentía y la responsabilidad».

«Aunque la situación no es buena y el planeta sufre, la ventana para una oportunidad está todavía abierta: todavía, todavía estamos a tiempo. No dejemos que se cierre. Abrámosla con nuestro empeño en cultivar un desarrollo humano integral, para asegurar a las generaciones futuras una vida mejor. El futuro es de ellos, no nuestro», dijo.

Francisco dijo que los compromisos alcanzados por los Estados todavía son muy flojos y están lejos de proporcionar una respuesta adecuada al problema.

No es habitual que el Papa intervenga en una cumbre de la ONU, si bien su mensaje se difundió a través de un video, en un gesto del pontífice y del secretario general de la ONU, António Guterres, de aunar fuerzas para mentalizar sobre la necesidad de actuar ante la emergencia climática.

Francisco escribió una encíclica en 2015 sobre la protección del medio ambiente, que fue el tema principal de su viaje a África a principios de este mes.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta