Al hablar de Friends es hacerlo de una generación que quedó marcada por la serie que contó las vivencias de un grupo de amigos que, a lo largo de 10 temporadas, mostró sus amores, desamores y miedos; el crecer de jóvenes veinteañeros.

Hoy, la emisión que logró un récord salarial para sus actores, sin mencionar los premios a los que la nominaron, cumple 25 años de su estreno.

Protagonizada por Jennifer Aniston (Rachel), Courteney Cox (Mónica), Lisa Kudrow (Phoebe), Matt LeBlanc (Joey), Matthew Perry (Chandler) y David Schwimmer (Ross), el show fue un referente de una generación que estuvo atenta a cada uno de sus movimientos.

Durante su desarrollo se registró un hecho nunca antes visto en la televisión estadunidense. El elenco comenzó ganando 22 mil 500 dólares por episodio, sin embargo, con el paso del tiempo, la aceptación y popularidad, su salario creció a 750 mil dólares y las negociaciones llegaron a que en las dos últimas temporadas cada uno percibiera un millón de dólares, lo que nunca nadie había logrado.

Pero eso no fue todo, pues a 15 años de que terminó, la serie sigue generando ganancias. Netflix la adquirió para transmitirla en su catálogo y según el Daily Mail pagó unos 100 millones de dólares para que se mantuviera este 2019.

Pero tan valiosa ha llegado a ser la joya que su productora original, Warner, no dudó en desembolsar este verano más de 400 millones de dólares para recuperar Friends e integrarla como uno de los diamantes de su futuro servicio de contenidos, disponible a partir de 2020. Por ello, saldrá de Netflix Estados Unidos —no de Latinoamérica— a partir de 2020.

David Crane y Marta Kauffman son los responsables de escribir esta historia que está basada prácticamente en su historia: estudiantes que llegan a Manhattan con la necesidad de compartir gastos y forman grupos de amigos.

Para conformar el elenco se hicieron audiciones. Según información se registraron hasta mil aspirantes por personaje y se redujo a cuatro. Todos fueron elegidos por casting, a excepción de David Schwimmer, pues su personaje fue escrito pensado en él.

Algo que fue significativo en su popularidad fue el tema I ‘ll be there for you. Fue compuesto por Michael Skloff e interpretado por el grupo The Rembrandts. La canción alcanzó el primer lugar en las listas de popularidad británicas y el 17 en el ranking de Billboard en Estados Unidos en 1995.

Tras 10 años al aire, el final era algo que no querían ver los fans, pero era inevitable. El 6 de mayo de 2004, 52.5 millones de televidentes presenciaron el fin de una era, mientras que los anunciantes pagaron dos millones por 30 segundos de comerciales.

Estos números impresionan, pero también los premios que esta serie obtuvo a lo largo de 10 años y es que ganó seis premios Emmy, un Bafta, ocho BMI TV Music Award y un Globo de Oro, entre otros.

Aunque la serie gira en torno a un grupo de amigos que vive en Manhattan, nunca se grabó en Nueva York, sino en Los Ángeles.

Pero decenas de turistas se congregan día a día en el barrio de Greenwich Village de Nueva York, ante el edificio de apartamentos que simulaba ser la vivienda de algunos de los protagonistas.

El edificio formaba parte de la ambientación neoyorquina de la serie, rodada en sets de Los Ángeles, ciudad donde la nostalgia ha llevado a los estudios de la Warner a mantener el decorado de la cafetería Central Perk, el punto de encuentro de los carismáticos amigos.

EL FESTEJO

Para conmemorar estos 25 años se lanzó una aplicación para teléfonos inteligentes y tabletas.

Se trata de una app gratuita que tiene citas y frases memorables que todo buen fan conoce a la perfección. Hay marcos, stickers, juegos, recetas que se inspiraron en Mónica y su amor por la cocina, filtros 3D con realidad aumentada y etiquetas con cientos de nombres con la tipografía de Friends. Se puede descargar gratuitamente en http://friends25app.com.

En México, a mitad de semana se abrió la Warner House, un espacio que incluye, entre otras series, reproducciones de sets de Friends como el departamento de Mónica y Central Perk.

El sofá naranja viajará por todo el mundo, desde el Gran Cañón hasta la Torre Eiffel, aunque en algunos lugares no despertará tanto interés porque lugares como Beijing y Shanghái ya cuentan con sus réplicas de Central Perk abiertas al público.

Más allá de escenarios, cafés y sofás, millones de nostálgicos en todo el mundo tampoco olvidan, 25 años después, el estilo de Phoebe al salir a correr, el corte de pelo de Rachel, el intercambio de apartamentos entre Chandler y Joey con Mónica y Rachel, el misterioso “hombre desnudo” o los intentos de Joey por triunfar como actor.

Precisamente, en el mundo real, no todos los actores de Friends mantuvieron su éxito por igual, con excepción de Jennifer Aniston.

Aun así, los seis protagonistas del reparto mantienen su amistad y, aunque descartan una nueva reunión, celebraron el aniversario de Friends con la misma publicación en sus redes sociales.

PARA EXPERTOS

A lo largo de 10 temporadas sucedió infinidad de situaciones curiosas, aquí un recuerdo de algunas.

  • La hermana gemela de Phoebe, Ursula Buffay, ya existía. Lisa Kudrow la interpretaba en la serie Mad About You y a los productores de Friends se les hizo curioso incluirla.
  • Hablando de Kudrow, cuando se embarazó en la vida real, se le creó la anécdota de préstamo de vientre a su hermano. El caso de Courtney Cox fue diferente, pues en la última temporada se embarazó, pero en la trama se ocultó con ropa especial, porque desde antes se planteó que Mónica, su personaje, no podía concebir.
  • En la temporada seis, Cox y el actor David Arquette se casaron y como muestra de cariño en el primer episodio los créditos de todo el elenco se les añadió el apellido Arquette.
  • A largo de 10 temporadas hubo muchos invitados, entre ellos Bruce Willis, quien lo hizo gratis, porque perdió una apuesta con Matthew Perry, quien aseguró que la cinta Mi vecino, el asesino, sería una de las más vistas y así fue. El sueldo de Willis se donó a causas benéficas.
  • Hablando de Perry, en 1997, se ausentó de la serie porque entró a rehabilitación por drogas y alcohol y aunque se dijo que nunca estuvo drogado en escena, sí trabajó con fuertes resacas que no se pudieron ocultar.
  • El Central Perk, café donde se reunía este grupo de amigos, se hizo tan famoso que se abrieron réplicas en todo el mundo. El primero fue en Beijing y en 2012 se inauguró otro en  Liverpool.
  • Al finalizar la grabación del último capítulo de la serie, se desmanteló el set y cada miembro del elenco se llevó un pedazo de éste.
  • El último capítulo, transmitido el 6 de mayo de 2004, reunió a más de 50 millones de personas frente al televisor que siguieron paso a paso la separación de los amigos.
  • Hubo varias fiestas para celebrar el final de la emisión, la más comentada fue la de la casa de Jennifer Aniston y Brad Pitt, cuando aún eran una pareja enamorada.
  • Otro dato curioso es con Aniston, pues la última temporada estaba planeada para 24 episodios, sin embargo, por compromisos de la actriz (quien dudó en participar en esta entrega), se redujo a 18.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta