Un hombre que declaraba en el Ministerio Público por la muerte de Arely, de 32 años el pasado domingo, quedó en libertad en menos de 24 horas.

Tres días después de ocurrido el feminicidio, la Policía de Investigación lo busca de nueva cuenta para detenerlo.

El asesinato de Areli, hermana del ex futbolista del Club América, Alvin Mendoza, ocurrió el pasado 15 de septiembre en un departamento de la colonia Álamos, alcaldía Benito Juárez.

Como principal sospechoso de la muerte es señalado por las autoridades judiciales, su esposo, Miguel Ángel “N”, quien presuntamente le propinó al menos ocho puñaladas en el pecho, abdomen y brazos.

De acuerdo con testimonios recabados por la Policía de Investigación, en el inmueble donde ocurrieron los hechos, había una reunión con varias personas, incluso estaban los hijos del matrimonio, cuando de pronto, se escuchó una discusión, gritos y luego lamentos por lo que vecinos hicieron una llamada de emergencia al 911.

Cuando los policías preventivos llegaron, la víctima se encontraba tirada sobre el suelo, inconsciente, pero con signos vitales, al ser trasladada a un hospital falleció.

El reporte de los hechos se dio aproximadamente a las 06:40 horas.

En ese momento, la víctima se encontraba tirada junto a un sillón y con un rollo de papel higiénico a su lado, vestía de jeans de color negro y blusa del mismo color.

Peritos de la Fiscalía de Homicidios acudieron al inmueble donde encontraron el arma punzocortante con la que fue atacada.

La mujer murió en la clínica, mientras que el Ministerio Público de la Fiscalía Desconcentrada en Benito Juárez interrogaba al sospechoso del crimen, sin embargo, el hombre quedó libre.

-Con información de Carlos Jiménez y Gerardo Jiménez

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta