La contaminación provocada por los incendios en Indonesia forzó este miércoles el cierre de miles de escuelas en este país del sudeste asiático y en Malasia, y amenaza la celebración el fin de semana del Gran Premio de Fórmula 1 de Singapur.

Aunque los incendios ilegales son habituales en Indonesia ya que sirven para obtener terrenos para plantaciones, este año se intensificaron a causa del clima seco.

Los incendios forestales están arrasando partes de lasislas de Borneo y Sumatra, y contaminando el aire de la zona, pero también el de países vecinos como Malasia y Singapur.

Yakarta desplegó a 9 mil bomberos y soldados con helicópteros para intentar apagarlos.

Este miércoles la calidad del aire empeoró hasta el punto de alcanzar un nivel «muy malo para la salud» en algunas zonas de Malasia, según datos oficiales.

PROBLEMAS DE SALUD

La capital malasia, Kuala Lumpur, estaba cubierta por una espesa nube de contaminación.

Cerca de mil 500 escuelas cerraron en todo el país debido a esta contaminación atmosférica, lo cual afectó a más de un millón de alumnos, informó el ministerio de Educación.

Mil incendios, la mayoría de ellos en Sumatra, siguen ardiendo en Indonesia.

Un número creciente de malasios padece problemas de salud debido a esta polución y los hospitales atendieron a numerosos pacientes que sufren picores en los ojos.

Las autoridades indonesias también anunciaron el cierre de centenares de escuelas en la provincia de Riau en Sumatra y unos mil 300 establecimientos educativos en la provincia de Kalimantan, en la isla de Borneo.

La falta de visibilidad provocó el martes la suspensión de 40 vuelos en los tres aeropuertos de Borneo.

GRAN PREMIO DE F1 AMENAZADO

Además, la calidad del aire empeoró y se situó en niveles perjudiciales para la salud en Singapur, donde una nube blanca cubrió el cielo.

La contaminación provocada por los incendios preocupa a los organizadores del Gran Premio de Fórmula 1 de Singapur, cuya celebración está prevista del viernes al domingo en un circuito urbano en el barrio de Marina Bay.

Indicaron que la posible presencia el domingo por la noche durante la carrera nocturna de una «nube (de humo)» es una de las cuestiones estudiadas, pero no dieron más detalles.

Las autoridades de Singapur aseguraron que los espectadores podrían comprar máscaras de protección si las condiciones atmosféricas no mejoran.

CHOQUE DIPLOMÁTICO

Los incendios provocaron tensión en las relaciones entre Indonesia y Malasia.

El ministro indonesio de Medio Ambiente aseguró inicialmente que la niebla contaminante se debía a los incendios en Malasia, aunque las imágenes de satélite muestran centenares de incendios en Indonesia mientras que solo uno en el país vecino.

Las autoridades indonesias también afirmaron que decenas de incendios se producían en terrenos propiedad empresas malasias, lo que acentuó la crisis entre Yakarta y Kuala Lumpur.

El primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, aseguró que aprobarán una nueva ley para sancionar a las empresas que provoquen incendios en el extranjero.

«Sin duda, si vemos que están poco dispuestas a actuar, aprobaremos una ley para responsabilizarlas», declaró.

 

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta