El Instituto Nacional Electoral aclaró que el pasado 13 de septiembre envió al Órgano Interno de Control la información de 320 vehículos que no se encontraron registrados en el sistema y explicó que esto se debe a que se trata de vehículos no automotores como bicicletas, lanchas, remolques, otros por diferencias en los números de serie “baja definitiva”, siniestrados o en otras circunstancias.

También señala que los 9.9 millones invertidos en estudios y asesorías eran necesarios porque no existían trabajadores especializados en esos temas, o por las cargas de trabajo y línea de espera para que fueran realizados.

En adición, se menciona sobre el caso del edificio de Acoxpa, que son litigios que no involucran al INE por ser derivados de auditorías realizadas por la anterior administración de la Contraloria y los funcionarios del INE sujetos a responsabilidades administrativas.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta