Antes de las versiones cinematograficas de ‘It’ hubo una miniserie hecha en los 90 que dirigió Tommy Lee Wallace con el siguiente elenco:

Bill: Jonathan Brandis (niño) Richard Thomas (adulto)

Beberly Marsh: Emily Perkins (niña) Annette O’Toole (Adulto)

Ben Hancon: Brandon Cane (niño) John Ritter (adulto)

Mike Hanton: Marlon Taylor (niño) Tim Reid (adulto)

Eddie Kaspbrack: Adam Faraizl (niño) Dennis Christoper (adulto)

Stanly Uris: Ben Heller (niño) Richard Masor (adulto)

Richie Tozier: Seth Green (niño) Harry Tozier (adulto)

It: Tim Curry

Unas de las diferencias entre la serie y las películas es la ambientación, ya que las películas se centran en los 80, la serie empieza en los años 60 y también hay diferencias en la narrativa. Por ejemplo, las versiones de cine están divididas en 2 partes, una centrándose en la parte de los niños, y la otra centrándose ya como adultos.

Y en la serie en la primera parte empieza en Derry con Mike, ya como adulto, contacta a los otros para decirle que ‘It’ regresó y a raiz de eso cada protagonista a traves de flashbacks nos contaban su infancia de cómo se conocieron y cómo se encontraron con Pennywise y de cómo se unieron para enfrentarse a él, e hicieron una promesa de que si algun día ‘It’ regresara, ellos volverian también.

Y en la segunda parte han pasado 30 años y los perdedores regresan a Derry para su último enfrentamiento con ‘It’.

Con un costo de $12 millones de dólares, que en ese tiempo era una cantidad enorme para la tv, y una duración de 3 horas divididas en 2 capítulos, uno de los retos al hacer la serie es que tuvieron que omitir algunas cosas que venían en el libro, como son las escenas gore, violencia infantil, homofobia y racismo.

Pero a pesar de esas dificultades de la adaptación al libro, y por el presupuesto, es una buena serie de terror y gran parte se lo debemos a Tim Curry como Pennywise, que hace un trabajo fenomenal, principalmente en sus diálogos, en la manera como lo hace es lo que genera que nos asuste, en escenas memorables como la escenas de las regaderas cuando conoce a Eddie, en la del hombre lobo cuando conoce a Richi, la escena de Ben en la que toma forma de un esqueleto y (mi favorita): la escena de las alcantarillas, en donde los perdedores van tras ‘It’ y a mitad del camino a Stan lo separan del grupo por Henry Bowers y su pandilla y antes de matar a Stan aparece ‘it’ dentro de un tubo del desagüe y se lleva a uno de la pandilla de Henry y lo mete en el tubo de una manera tan aterradora que cuando la vi por primera vez, cuando era niño, me asusté mucho gracias a los efectos especiales que fueron inovadores en su tiempo, pero se ve que le pusieron mucho empeño e ingenio al hacerlas con todo y sus limitaciones técnicas.

En conclusión, es una buena opción para el género de terror y que todo fan tanto fan de los montruos o de Stephen King adorará mucho.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta