CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tres de las cinco personas asesinadas la noche del 15 de septiembre en el bar Doña Rosa, del municipio Centro, eran hermanos, y el resto, familiares lejanos, informó la Fiscalía General del Estado (FGE).

En un comunicado, la dependencia dijo que los cinco fallecieron en el lugar de los hechos a consecuencia de los impactos de bala, y que los hermanos eran vecinos de esa comunidad.

Ayer, un grupo de sujetos armados ingresó al bar y disparó directamente contra las víctimas, sin que hasta ahora se conozcan los motivos.

Tras la balacera, peritos forenses levantaron los cuerpos y recabaron evidencias, con el objetivo de obtener indicios que permitan el pronto esclarecimiento de los hechos para el deslinde de responsabilidades.

 

Esta nota originalmente se publicó en Proceso

Compartir

Dejar respuesta