El Gobierno de la Ciudad de México informó que la riña ocurrida este jueves en el Reclusorio Oriente, en la que participaron entre 30 y 40 internos, dejó nueve personas lesionadas, de las cuales una murió, aunque la situación fue controlada.

El interno que falleció presentaba heridas de arma punzocortante y cumplía una condena por homicidio, mientras que de los lesionados cuatro reciben atención en la Unidad Médica del Reclusorio mientras que cuatro más permanecen en los hospitales Rubén Leñero y Belisario Domínguez.

La secretaria de Gobierno capitalina, Rosa Icela Rodríguez, indicó en conferencia de prensa que la situación fue controlada por personal de seguridad y custodia y todos los servicios al interior del reclusorio, incluidos los educativos, se reanudaron, además de que se reforzará la vigilancia.

En tanto que, Hazael Ruíz, subdirector del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México detalló que los participantes eran de los dormitorios 7,6 y 3, los primeros intentaron ingresar al dormitorio de los segundos y terceros, lo que desató el enfrentamiento.

Además, indicó que se encontraron, palos, tubos, piedras y algunas navajas

 

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta