Luego de recibir un fuerte golpe en la cabeza durante una feria estatal, Riley Horner, no puede generar recuerdos y cada dos horas su memoria se reinicia.

Este impresionante caso ha sido objeto de estudio de varios médicos quienes no han podido llegar a una conclusión.

En entrevista para medios locales, Sarah Horner, mamá de Riley, comentó que cada mañana su hija despierta pensando que es el 11 de junio, fecha en la que sufrió el brutal accidente.

«Nos dicen que no hay nada médicamente incorrecto», dijo Sarah.
«No pueden ver nada. No se puede ver una conmoción cerebral en una resonancia magnética o una tomografía computarizada. No hay hemorragia cerebral, no hay tumor».

Apoyada por un cuaderno en el que intenta anotar todos sus recuerdos, Riley intenta asistir a la escuela y continuar con una vida normal.

Además de esto, ella debe tomar fotografías y poner una alarma cada dos horas para repasar todo lo que olvida.

Hasta el momento no se tiene una explicación para estos síntomas y los médicos le han comentado que esto podría seguir así para toda la vida.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta