Antonio Banderas dice que su estado de ánimo tras haber sufrido un ataque cardiaco hace unos años influyó en su aclamado trabajo en ‘Dolor y gloria’ de Pedro Almodóvar.

Banderas ganó el pasado mayo el premio al mejor actor en el Festival de Cine de Cannes.

En una entrevista en el Festival Internacional de Cine de Toronto, Banderas dijo que recurrir a su experiencia personal siempre lo ha ayudado, pero que Almodóvar recalcó que especialmente lo hiciera para este papel.

«Tuve un ataque cardiaco hace dos años y medio y eso me cambió en ciertas maneras, sí. Pedro detectó eso, lo vio, y me dijo ‘no lo escondas», contó.

Banderas entendió el mensaje del afamado director manchego.

«Sabía exactamente de lo que estaba hablando, porque después de que uno sufre un ataque al corazón recibe mucha información sobre de qué se trata la vida que es muy difícil describir con palabras, pero eso estableció una nueva manera de comprender la vida en sí misma», expresó.

El suceso de 2017 lo cambió de manera significativa, dijo el actor de 59 años. Su familia y amigos se volvieron más importantes.

«Uno se vuelve más crudo», dijo.

«Eliminas cosas que pensabas que eran importantes en tu vida, las borras de tu vida».

También fue capaz de identificar las partes de su carrera que le eran esenciales.

«Yo diría que mi pasión por la actuación y por contar historias como era al principio, cuando no estaba en Hollywood, cuando no vivía en Madrid, tú sabes, cuando comencé en mi ciudad natal de Málaga haciendo teatro», dijo.

«Eso me volvió a la memoria».

Su nueva visión de la vida desembocó en el premio al mejor actor por ‘Dolor y gloria’ en Cannes.

«Fue muy hermoso, porque he sido un eterno nominado. Nunca me había parado allá arriba» en el podio, señaló.

En ‘Dolor y gloria’, con la que España busca una nominación a mejor largometraje internacional (categoría antes conocida como mejor cinta en lengua extranjera), Banderas encarna a un director de cine con dificultades físicas y una vida plagada de arrepentimientos. Partes de la historia son un reflejo directo de la vida de Almodóvar, lo que obligó al actor a abordar con mucho cuidado su rol.

«Obviamente es muy raro tener a la persona a la que estás interpretando dirigiendo la película al mismo tiempo. Así que la cantidad de información que tenía de él era directa y no siempre era información obvia; era información muchas veces emocional», explicó.

En cuanto a su salud, Banderas dijo contento que no se había sentido mejor en años.

«Estoy haciendo exactamente lo que me dijeron», dijo Banderas.

«Hice algo realmente estúpido por muchos años: era un fumador, y el último cigarillo que fumé fue la noche antes de mi ataque cardiaco».

La cinta se estrena el 4 de octubre en Estados Unidos.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta