El Senado de la República deberá responder en un límite de 20 días hábiles, la iniciativa ciudadana del Consejo Mexicano de la Familia (ConFamilia), para incluir en la constitución los derechos humanos de la familia, tales como su protección como elemento natural y fundamental de la sociedad, ordenó el Segundo Tribunal Colegiado del Primer Circuito del Poder Judicial de la Federación.

La iniciativa de reforma busca que se reconozca explícitamente en la constitución lo que dice el artículo 16 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos “La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado”.

La reforma pretende rescatar a México de la crisis social que ha vivido durante los últimos años a través de brindar a la familia las condiciones óptimas para que pueda cumplir con su función de procreación y formación, en virtudes y valores, a los nuevos ciudadanos de la Nación.

La propuesta ciudadana se presentó originalmente en febrero de 2016 a la anterior LXIII Legislatura, a las comisiones de Familia y Desarrollo Humano, Puntos Constitucionales, Derechos Humanos y Estudios Legislativo. Ninguna de las comisiones la atendió. Posteriormente, un juez federal ordenó al Senado atender la iniciativa, pero el Senado se amparó.

Posteriormente, el Segundo Tribunal Colegiado desechó el amparo y ordenó a la Mesa Directiva de la actual LXIV Legislatura, presidida hoy por la Senadora Mónica Fernández Balboa, que responda a la iniciativa en un plazo no mayor de 20 días hábiles.

“La Mesa Directiva del Senado de la República, por conducto de su Presidente, comunicará
por escrito a la comisión que estime pertinente, que proceda a la elaboración del dictamen en el plazo improrrogable de veinte días hábiles siguientes a la fecha que cause ejecutoria el presente fallo; y, en caso de que dicha comisión no lo haga en el término otorgado, deberá incluir
sin demora el asunto correspondiente en el orden del día de la sesión inmediata siguiente para su discusión, en términos de la Ley Orgánica del Congreso General,” dictaminó el tribunal colegiado.

La familia es una institución natural fundamental para alcanzar el bienestar social que tanto necesita nuestro país, sin embargo en México carece de protección institucional y es agredida cotidianamente por todo tipo de autoridades, considera la propuesta ciudadana.

La iniciativa pretende que los derechos humanos de la familia, ya reconocidos por México en diferentes tratados internacionales, figuren explícitamente en la Constitución para garantizar que las autoridades protejan esta institución base de la sociedad.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta