En estos días las tiendas recibirán la nueva muñeca de Mattel, Barbie Día de los Muertos, con la que la empresa quiere rendir un homenaje a las tradiciones mexicanas, sin embargo, ante el anuncio ya ha comenzado a polemizarse sobre la apropiación cultural.

La nueva muñeca viene en vibrantes colores mexicanos, pero organizaciones no gubernamentales ya comenzaron a exigir que se detenga el robo de la identidad y los diseños mexicanos que aplicarán a la pequeña Barbie.

Independientemente de las negociaciones y los beneficios millonarios, la nueva Barbie es digna de colección.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta