La fibrosis quistica es una enfermedad muy agresiva, que requiere un tratamiento de por vida, porque aún no se tiene una cura, y que representa un gasto de 40 a 80 mil pesos mensuales.

Por ello, padres de familia con hijos que tienen este padecimiento, realizarán una marcha a nivel nacional para demandar al gobierno federal que aporte más recursos para dar seguimiento a los pacientes, denominada “Caminemos juntos por los súper Guerreros de fibrosis quistica”, la cual se llevará a cabo este siete de septiembre de la Fuente de las Ocho Regiones al Zócalo.

La organizadora, Cecilia Jaller, afirmó que se requieren centros de vigilancia capacitados porque muchas veces no se sabe cómo atender, y algunos menores ya perdieron la vida por la falta de un tratamiento adecuado.

Esta enfermedad se puede diagnosticar a través del tamiz neonatal, otra característica es que no suben de peso, se ven como “chupados”, tienen complicaciones respiratorias a nivel pulmonar y por ello se confunden los síntomas.

 

Compartir

Dejar respuesta