“Somos de Morena, yo soy su diputada de distrito” lanzaba La Lola, acompañada de militantes con casacas del partido con la leyenda Juntos Haremos Historia, mientras realizaba el reparto a los pequeños participantes

La icónica diputada morenista Dolores Padierna repartió tenis pirata y una bolsita de dulces a niños, como final del curso de verano que su partido realizó en parques públicos. El curso, realizado a lo largo de tres semanas bajo la tutela de militantes que invariablemente llevaban chalecos con distintivos del Movimiento de Regeneración Nacional, concluyó con porras que lanzaron los menores de entre 6 y 12 años a la morenista.

Ella, previamente, constató la entrega de otros apoyos directospara los niños que participaron en el curso (certificado médico y fotografía tamaño infantil, otros dos requisitos escolares) e hizo un recuento de todo lo que las familias recibirán gracias a los programas de la Cuarta Transformación.

“Somos de Morena, yo soy su diputada de distrito”, aclaró Padierna.

Este viernes, al parque Ignacio Chávez, ubicado entre las colonias Roma y Doctores (bastión de Padierna y su esposo, René Bejarano), arribó la camioneta Toyota con placas MUY-25-10 y cargadita, bien cargadita, de zapatitos, imitaciones de Vans y Nike. Todos los tenis son blancos, obvio, para cumplir los requisitos escolares. Los logos sobre ellos, en el empeine y en la suela del talón, lucen claramente como imitaciones. “Son piratas, pero si es regalado…”, diría más tarde al respecto, para despedirse de sus amigos, una de las niñas beneficiadas.

La morenista Padierna desembarcó al parque paralelamente, con séquito y su bolsa (parecida a una Guess) y calzando unos tenis de doble plataforma que llamaron mucho la atención de la concurrencia.

Con ayuda de micrófono y la misma bocina que se usó para que los niños bailaran, corrieran y convivieran a lo largo de tres semanas, lanzó un discurso que, prácticamente, es el mismo que emite Andrés Manuel López Obrador en cada uno de sus mítines presidenciales: “A partir de que entren los menores a clases, todos los niños y niñas van a recibir una beca al mes, todos sin excepción, para que le echen ganas. También en todas las escuelas, en este ciclo escolar, va a haber desayunos escolares, ahora con un cambio de alimentación, que tengan los nutrientes para aprender. Estamos afinando todo esto, ya lo platicaremos con las mamás”.

Luego vino el toque personal de Padierna referente a los regalitos del día: “Los niños que están ahora recibiendo sus regalos, su premio por participar (en el curso de verano), lo pueden usar en su escuela y también ya les dimos su certificado médico que les piden en sus escuelas, sus fotografías tamaño infantil; todo esto como apoyo, ayuda, a la niñez y a la educación”, explicó.

Padierna, una de las figuras más fuertes del Movimiento de Regeneración Nacional en San Lázaro, remató su lance al micrófono: “Que no les falte nada a nuestros niños y si les faltara, nos avisan. Ya les entregaron la tarjeta para el ciclo escolar, sus uniformes escolares, estos tenis. Estamos aquí para servirles, nosotros somos de Morena, yo soy su diputada de distrito”.

Los tenis pasaron entonces de manos de La Lola (como se le conoce en el medio de la política nacional) a los chiquitines. Lista en mano, los fue llamando y los pequeños salieron de allí con tenis de su talla (incluso alguna mamá logró unos talla 24) y una bolsita de dulces.

Los promotores de Morena, portando su chaleco guinda, organizaron luego un gran aplauso para la connotada política y finalmente una porra. Las voces infantiles acompañan a los adultos en el “¡Chiquitibum a la Bimbomban, Dolores, Dolores, ra, ra, ra!”.

Luego, las familias se dispersaron por las veredas del parque, con sus niños cargando la cajita con sus tenis; algunos ya se los habían probado, pero los devolvieron a su estuche sin logos, de color crudo. La camioneta Toyota, matriculada por algún particular en el Estado de México, se va con su carga de zapatitos a un nuevo destino.

La Lola salió del lugar.

El curso de verano (y el reparto partidista de regalitos pirata) concluyó y en efecto, como dice el presidente Andrés Manuel López Obrador, las familias que asistieron se fueron de ese encuentro con la 4T con carita feliz, feliz, feliz…

Esta nota originalmente se publicó en Crónica

Compartir

Dejar respuesta