El presidente Donald Trump dijo el viernes que Estados Unidos someterá a las importaciones chinas a un arancel adicional del 5 por ciento, en respuesta a lo que llamó una medida políticamente motivada de Pekín de imponer impuestos aduaneros a exportaciones estadunidenses por un valor 75 mil  millones de dólares.

«Lamentablemente, los gobiernos anteriores han permitido a China evadirse tanto del comercio justo y equilibrado que se ha convertido en una gran carga para el contribuyente estadounidense», dijo Trump en Twitter. «Como presidente, ¡ya no puedo permitir que esto suceda!».

Trump anunció que Estados Unidos elevará aranceles a importaciones chinas por valor de 250 mil millones de dólares del 25 por ciento al 30 por ciento a partir del 1 de octubre.

Además, dijo que otra alza de aranceles a productos chinos por 300 mil millones de dólares, prevista de un 10 por ciento será de un 15 por ciento a partir del 1 de septiembre. Sin embargo, los gravámenes sobre casi la mitad de esos productos se han retrasado hasta el 15 de diciembre.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta