El Gobierno de México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, expresó su más profunda preocupación por la tragedia ambiental que se registra desde hace varios días en la región de la Cuenca del Amazonasprovocada por los incendios forestales que han afectado gravemente a diversos países hermanos, entre ellos a Bolivia, Brasil y Paraguay.

«México transmite su solidaridad a los gobiernos y pueblos de estas naciones, al tiempo que se une al llamado urgente a la región y a la comunidad internacional para realizar las acciones colectivas necesarias que permitan frenar esta catástrofe, que está afectando la biodiversidad del bosque tropical más grande el mundo, considerado un espacio vital para enfrentar el calentamiento global”, indicó.

La Secretaría de Relaciones Exteriores agregó que se mantendrá atenta a cualquier solicitud de apoyo por parte de nuestros hermanos latinoamericanos afectados, a fin de contribuir en la atención de esta emergencia que rebasa las capacidades nacionales de cualquier país.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta