Los hechos ocurrieron el pasado 16 de agosto, y tras su difusión en las redes sociales ha generado una ola de indignación.

Luego del lamentable incidente llegaron elementos de emergencia para atender al hombre y detener a los dos guardias de seguridad.

Ya en la comisaria, los hombres indicaron que Vicente había robado dos chocolates, medio kilo de queso y una botella de aceite de oliva.

Sin embargo, las lesiones sufridas por fueron muy graves y luego de unas horas en un hospital cercano murió.

Mientras tanto, el único familiar de Vicente, su hija que actualmente vive en Alemania, tuvo que regresar a Argentina para los trámites correspondientes.

Vecinos del barrio de San Telmo han organizado una serie de protestas contra el supermercado donde exigen justicia.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta