La Comisión Presidencial para la Verdad y la Justicia para el caso Ayotzinapa estableció una nueva ruta de trabajo para investigar a policías federales que realizaron acciones u omisiones durante la noche del 26 de septiembre de 2014 y madrugada del 27, cuando desaparecieron 43 estudiantes de la Escuela Normal Raúl Isidro Burgos, en Iguala, Guerrero.

​El subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas sostuvo la octava reunión de trabajo con el grupo de investigación para el caso en el que le dio la bienvenida a Ángela Buitrago, integrante del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y quien junto con Francisco Cox se sumó a los trabajos de investigación de manera formal.

Durante la reunión, en la que estuvieron presentes algunos de los padres de los normalistas desaparecidos, el subsecretario de Seguridad, Ricardo Mejía, se comprometió a contribuir con cualquier evidencia que lleve a la investigación de elementos policiales que pudieron participar en los hechos.

En abril de 2016, los expertos del GIEI abandonaron México luego de meses de trabajo. Los investigadores denunciaron la obstrucción de la entonces Procuraduría General de la República al expediente.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta