Familiares de Lorenzo Sanpablo Cervantes, víctima del conflicto de 2006, exigieron junto con maestros de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que este caso al igual que el resto de las agresiones, no quede en la impunidad.

Recordaron que fue asesinado frente a las instalaciones de la estación de radio La Ley 710, por un grupo de policías sin uniforme que lo acribillaron.

Acusaron al gobierno de Ulises Ruiz Ortiz de estos hechos y del resto de los agravios, ya que no se ha tuvo una investigación a fondo ni la aplicación de la justicia.

Detallaron que realizarán actos político-culturales este jueves para mantener su exigencia de justicia, porque las autoridades no investigaron nada, los responsables están libres y la familia sigue con un dolor muy grande.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta