Una mujer de 22 años denunció que el pasado viernes uno de los conductores de Uber presuntamente abusó sexualmente de ella a bordo del automóvil.

La joven narró que esa noche acudió a al bar Terraza Madero, ubicado en el Centro Histórico, y al salir solicitó el servicio de uno de los vehículos a través de la aplicación Uber.

La mujer denunció ante la Fiscalía de Delitos Sexuales de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina que debido a que había ingerido algunas bebidas alcohólicas, al encontrarse en la parte trasera del vehículo se sintió mareada, pero se hallaba completamente consciente.

Durante el trayecto, el conductor identificado como Armando ‘N’ le hizo la plática, fue en la zona de Azcapotzalco cuando este sujeto solicitó a la pasajera permiso para descender de la unidad y comprar una bebida en una tienda 24 horas.

Luego de unos minutos, regresó y le ofreció una de las bebidas a la joven, sin embargo, la mujer relató que una vez que comenzó a ingerirla se sintió más mareada.

El chofer detuvo el vehículo en una zona poco transitada y la atacó sexualmente en el asiento posterior para después volver hasta el sitio del conductor y llevarla a unas pocas cuadras de la dirección que la joven había solicitado.

La joven entregó a la PGJ los datos completos del chofer de Uber, modelo y placas del automóvil en el que fue agredida para que éste pueda ser ubicado.

De acuerdo con los reportes, la Policía de Investigación ya inició con las indagatorias correspondientes para proceder en contra del conductor de la plataforma a quien se busca por abuso sexual.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta